Fotos de ciudad

En las siguientes lineas ofrezco algunas ideas para hacer fotos de ciudad 

 

1.- Gran angular;  Típico y tópico es tratar de abarcar el máximo ángulo de visión en cada imagen, es decir que queremos incluir el máximo de edificios en nuestro encuadre. Para poder conseguir esto nos ayudará tener un objetivo gran angular. Pero ojo que todo tiene sus pros y sus contras. Algunas líneas rectas pueden pasar a ser curvas 😉

 

2.– Foto de detalle; En contraposición al punto anterior, me gusta parar y fijarme en algún nuevo detalle, ya que la inercia de ir siempre tan corriendo nos priva de saber que siempre estuvo ahí.

 

3.- Gente en movimiento;
Me gusta captar personas en movimiento por varias razones; Por un lado para respetar la intimidad del viandante, que aunque estén en un espacio público y se puedan retratar, a mi me gusta pedir permiso cuando aparecen personas en mis fotos, tal y como me gusta que hagan conmigo.
Además el efecto que produce la estela de multitud de personas en movimiento, creo que capta muy bien el ritmo frenético que llevamos día a día. Esa sensación de no me puedo parar que …

 

4.- Perfiles a contraluz; de esta forma tampoco se ven los detalles del sujeto y obtenemos un resultado a mi parecer muy interesante.

 

5.- Reflejos; es otra forma de mirar un poco más allá de lo evidente, mirando a través del reflejo de un cristal, el reflejo en el agua de una fuente, etc…

 

Retrato al natural

En este articulo además de dar alguna orientación técnica para realizar fotografías de estudio, quiero compartir mi reflexión personal sobre la mujer y los estereotipos que nos han ido transmitiendo a lo largo de los años por infinidad de medios. Lamentablemente aún hoy día muchas féminas siguen peleando cada día con su físico para parecerse a estos ideales de mujer. Cada persona tiene sus características propias fuera de los estándares que la publicidad en esta sociedad nos ha impuesto mediante una serie de cánones creados por hombres.

Dichos ideales distan mucho de la mujer real que llevamos dentro, única y autentica. En muchos casos todavía hay una gran timidez de mostrase tal cual una es. Aquí os dejo mi invitación para dejar los estereotipos a un lado y sacar vuestra esencia de mujer.

Cuando trabajo el retrato tengo claro un objetivo; captar a la persona que tengo delante tal cual es, sin filtros y sin retoques de ningún tipo, ni de maquillaje (sobretodo si no lo usa habitualmente), ni de “post edición” y si lo hay que sea lo mínimo. Me gusta captar el alma de quien tengo delante. Para ello trato de crear el mejor ambiente donde la modelo (en este caso) esté lo más relajada posible y saque lo mejor de si misma, sintiéndose suelta y confiada. Para conseguir esto trabajaremos de forma diferente si estamos en un exterior o un interior.  En cualquiera de los casos, yo prefiero trabajar con luz natural, pero si no fuera posible siempre podemos recurrir a una disposición de la luz lo más suave y natural posible (siempre y cuando eso sea lo que deseemos conseguir). Cuando hablamos de iluminación en estudio, podemos tener la intención de crear un ambiente más dramático mediante la disposición de los puntos de luz  lo podemos conseguir.

Otro punto importante a tener en cuenta es la composición, Tener en cuenta lo que siempre comentamos sobre la disposición de elementos es aplicable también al retrato.

Como siempre tenemos en cuenta las diferentes variables o “triángulo de la exposición“, es decir; apertura del diafragma, ISO, velocidad de obturación.  La profundidad de campo la trabajaremos mediante apertura del diafragma y la focal elegida, consiguiendo así que el sujeto quede enfocado y el fondo no. La sensibilidad trataremos que sea lo mas baja posible para evitar el ruido. Y la velocidad de obturación que no sea más lenta de 1/60 para que no salga movida.

Pues dicho todo esto, ya solo nos queda practicar; Luces, cámara, ¡¡¡ACCIÓN!!!

Pasear, mirar, sentir, captar, fotografiar

Con frecuencia al pasear por las calles de mi ciudad me gusta mirar hacia arriba en busca de una perspectiva o encuadre poco usual. Lo más habitual es ir mirando al frente o incluso hacia el suelo. Al tener la suerte de vivir en una ciudad como Palma con edificios realmente hermosos, me recreo en cada paso que doy y disfruto de nuestro paisaje urbano.

Al pensar en como podría compartir esta experiencia, se me ocurren muchas formas; una de ellas es ir en compañía de mi cámara reflex. Mirar y sentir a cada paso lo que el alma de estos edificios trasmite. Si te detienes por un tiempo lo suficientemente extenso puedes incluso transportarte al momento en el que fueron construidos, sentir el olor de los nuevos materiales, escuchar el sonido de los carruajes que paseaban por las calles empedradas, incluso imaginar a los burgueses de la época embutidos en sus flamantes trajes tal y como ilustran los dibujos de los mosaicos que decoran algunas fachadas.

Otra forma de compartir esta pasión es mediante las salidas fotográficas en grupo. Gracias a los “Espais Joves” salimos con frecuencia y tratamos de mirar mucho más allá de lo habitual, nos paramos, observamos, nos damos un tiempo para sentir y captar lo que nos llega, solo entonces hacemos click e inmortalizamos en una imagen ese momento.

Can Barceló

Can Barceló

Can Forteza-Rey

Can Forteza-Rey

Can Forteza-Rey (concluida en 1909) Calle Monges, 2 Autoría: Lluís Forteza-Rey, orfebre Estilo: modernista Tipo de edificio: vivienda plurifamiliar
Can Corbella

Can Corbella

Can Corbella (finales del XIX-principios del XX) Plaza de Cort, 6 Autoría: Nicolás Lliteras Estilo: Historicista. Transición hacia el modernismo Tipo de edificio: vivienda plurifamilar
Edificio Paraires

Edificio Paraires

Autoría: Francesc Roca i Simó Estilo: modernista Tipo de edificio: vivienda

 

1 Can Casasayas y Pensión Menorquina

 

R que R

marco de madera r que r
Después de tantos días de fiestas donde gastamos sin necesidad, comemos sin hambre y  hacemos todo tipo de excesos quiero dedicar un espacio a la reflexión. Ya que creo que es importante el pensar y repensar para poder decidir y no dejarnos arroyar por la marea consumista. Cuando digo “R” que “R” me refiero no solo a “Regalos que Reciclo”, sino también a una serie de palabras que empiezan con el prefijo “RE” como pueden ser: reutilizar, reciclar, repensar, reinventar, reflexionar, etc.
 Marco de madera teñido con hilo y flores

Todas estas palabras tienen algo en común, permiten que nos detengamos unos instantes en esta sociedad de consumo en la que vivimos, invadida por multitud de impactos que nos invitan e inducen por todos los medios a consumir constantemente e inconscientemente.

madera, y rafia

A día de hoy se conocen infinidad de técnicas para que el consumidor potencial apenas tenga tiempo de pensar si realmente necesita adquirir ese producto o servicio. Parece que son las empresas las que deciden cuales serán nuestras necesidades y no nosotros. Nos hemos acostumbrado a que nos den las cosas hechas, a no pensar demasiado. No tenemos tiempo para nada, o eso creemos.

Marco de madera con hilo y flores

Hemos confundido tener con ser, tal vez porque esto es lo que nos han vendido durante años en esta sociedad tan consumista; comprar, gastar, más tienes, más vales, más feliz eres. Tan solo si somos conscientes del lenguaje de estos medios, podemos darnos la oportunidad de retirarnos. Pensar por nosotros mismos y ejercitar la creatividad a la vez que las habilidades manuales. Podemos crear cualquier cosa, partiendo de un material supuestamente desechable.

Por muy poquitos euros, reutilizando materiales podemos crear cualquier objeto que sirva como regalo 3B (bueno, bonito y barato) y personalizado (pensando única y exclusivamente en la persona que quiero y sé que le va a gustar).

Damos una segunda oportunidad a materiales que ya han cumplido con su función original. Poniendo especial atención en cuidar el diseño, el buen gusto y por supuesto la funcionalidad.

Los objetivos que trabajamos en los talleres creativos son:
1. Tomar CONCIENCIA y reconocer si somos víctimas de un consumo masivo.
2. Cambiar los hábitos de consumo.
3. Conocer alternativas para cuidar el medio ambiente.
4. Trabajar la CREATIVIDAD.
5. Realizar un consumo consciente.
6. Insistir en la idea de pensar por uno mismo
7. Partir de materiales supuestamente desechables.
8. Cuidar el diseño, el buen gusto y la funcionalidad.
Estos marcos son el resultado de trabajar con trozos de madera reutilizados, hilo, ramas, los tubos vacío de papel higiénico y cola blanca. Sencillo, ecológico y económico.

 

Marco de madera con ramas y flores